De cárcel a “Prisión-Museo Camí de la Llibertat”

El 15 de julio de 2007 se inauguró la “Prisión-Museo Camí de la Llibertat”, un espacio ubicado en la antigua cárcel del partido judicial de Sort y que quiere mantener viva la memoria de los episodios vividos por los evadidos que cruzaron las montañas de los Pirineos para huir de la Europa ocupada por los nazis.

El museo nació con una intención científica, divulgativa, educativa y cultural, conformando a la vez un elemento dinamizador para el municipio que lo acoge. Por ello quiere atraer un público amplio (local, estatal, internacional) interesado en estos hechos, en la misma historia de los evadidos, en los hechos bélicos en general, o en la cultura de la paz. Este espacio forma parte de la Red de Espacios Memoria que coordina el Memorial Democràtic de la Generalitat de Catalunya y es un punto de referencia de las rutas “Perseguits i Salvats” que impulsa la Diputación de Lleida.

El proyecto del museo comenzó a gestarse el año 2001 con la firma de un convenio de cooperación transfronteriza en el marco legal del Tratado de Bayona rubricado el 10 de marzo de 1995 entre España y Francia para la promoción de las zonas vecinas de ambos países basándose en el Convenio Marco europeo de 21 de mayo de 1985. A raíz de este documento se constituyó un grupo de trabajo como órgano común con capacidad para estudiar cuestiones de interés mutuo y formular a los alcaldes de Saint-Girons (Ariège, Francia) y Sort proyectos de cooperación.

Como primera acción se redactó un proyecto que bajo el título de «El Camí de la Llibertat. La frontera dels Pirineus 1936-1945» buscó las ayudas de la Comunidad Europea correspondientes a las iniciativas comunitarias Cultura e INTERREG-III. Paralelamente a la presentación del proyecto y una vez este mereció la ayuda del programa INTERREG-III se programaron una serie de acciones que acabaron desencadenando la creación de la “Maison du Chemin de la Liberté” en Saint-Girons y la “Prisión-Museo Camí de la Llibertat” en Sort. El museo de Saint-Girons da a conocer la historia de las evasiones por el Pirineo y las redes que ayudaron a miles de personas a huir del nazismo e incorporarse al ejército aliado en el Norte de África.